Emprendemos el camino de vuelta. Viernes (Dia 18/19). TtCcMm##

/////Emprendemos el camino de vuelta. Viernes (Dia 18/19). TtCcMm##

Emprendemos el camino de vuelta. Viernes (Dia 18/19). TtCcMm##

La ducha del hotel Travesia es peculiar. Suelo de azulejo con un reborde de unos 15cm de altura hacen que se aun plato peculiar. Las cañerías antiguas del edificio, con un desagüe lento, hacen que se convierta en una mezcla de estanque de rañas-bañera para duendes y ducha. Con estas divagaciones entraba en el plato, aun encharcado del día anterior, para prepararme para ultimo día en Chile, el de la vuelta.

Una de las comidas de las que sin duda no podemos quejarnos en Chile -si apuramos, en ningún sitio desde hace mucho tiempo- ha sido el desayuno. Nuestro ultimo pequeño almuerzo chileno ha mantenido la tradición de macedonia de frutas, yogur con cereal y pan caliente con mantequilla, queso y fiambre. Lo único diferente es que el encargado del hotel estaba super solicito y nos explico que el día anterior no habían hecho la habitación por que creían que la abandonamos tarde. No se si por que le caímos bien o por miedo a una critica negativa. La verdad es que da igual, no íbamos a hacerla de ninguna manera y el siempre fue encantador. El sitio es agradable y no tenemos queja que hacer. Nos indico cual era la mejor ruta para llegar al aeropuerto y después de empaquetar todo, dejamos el hotel para iniciar la vuelta.

Nuestro ultimo desayuno en el Travesia

Caminamos hasta la estación de Baquedano, un camino familiar hasta una estación por la que hemos pasado varias veces y subimos al metro. Fuimos dejando atrás paradas, una tras otra, en compañía de uno de los elementos mas raros con los que hemos coincidido en un vagón de metro. Desaliñado, con ademan violento y sin dejar de moverse -llego a bajarse por una puerta para subir por otra al mismo vagón en una de las paradas- nos hizo estar de puntillas todo el trayecto, a nosotros y por las miradas que se cruzaba todo el mundo en el vagón, también a los demás. El elemento se bajo una parada antes que nosotros y nos dejo respirar tranquilos. La parada en la que cogeríamos el bus al aeropuerto era de las ultimas de la linea y no nos apetecía demasiado vernos allí, potencialmente solos y con una compañía tan bizarra. 

En Plaza de Italia. A la entrada de la estacion de Baquedano

Al final resulto que habia bastante gente quedando alli. Una estacion transitada pero espaciosa que emla superficie abria a un nexo de transportes amplio y luminoso. Despues de intentar devolver la BIP, la tarjeta recargable de transportes que hemos usado estos dias – sin exito- salimos al anden donde tomamos el bus del aeropuerto. 

Hicimos el camino de pie, sin ninguna incidencia, reflexionando sobre la verborrea del argentino que teníamos sentado al lado. No se si son tan habladores por elementos culturales o que tan solo nos damos cuenta de la nacionalidad de las personas que tenemos alrededor cuando no paran de charlar. Este hombre no decepciono y fue martilleando desde que montamos en el bus hasta que llegamos al aeropuerto. 

Alli facturamos, fuimos a la puerta de embarque y nos fundimos los últimos pesos que nos quedaban en chocolates y golosinas para el avión. Cosas del primer mundo.

Nos Vamos!

El resto del día lo pasamos dejando atrás millas y millas de Atlántico Sur. De nuevo, en nuestro avión de Alitalia con ese amago de almohada que esta fijo en el asiento y te hace ir encorvado todas las horas que dura el vuelo, todo un detalle. Nos cebaron un poco, vimos un par de pelis que ya ni recuerdo (una de ellas una mejicana, “Camino a Marte” que estuvo aceptable) y sin mas, llegamos a Roma.

Una hora para un transfer nos dio solo para correr detrás de una asistente de vuelo que nos paseo por el aeropuerto desde la puerta de embarque el la que aterrizamos a la siguiente para despegar y pasar controles de seguridad uno tras otro mientras “reflexionábamos” sobre la falta de sueño y el jet lag.


El día en imágenes

2018-12-01T18:45:30+00:00noviembre 2nd, 2018|Chile 2018-10|

About the Author:

Leave A Comment