Sengiggi a Gili Air. Martes (14/19).

/////Sengiggi a Gili Air. Martes (14/19).

Sengiggi a Gili Air. Martes (14/19).

Hoy llegariamos al paraiso de las Gili.


Como todos los dias en este viaje, nos hemos levantado temprano. Cuando no es por que a las ocho de la mañana ya tenemos todos los ojos abiertos como lechuzas de forma espontanea, es por que hay que coger algun transporte. El caso es que no hace ninguna diferencia. Hoy ha sido por que nos queriamos poner en marcha temprano para ir a Gili Air. Tambien pudo influir que dorminos tres en una cama doble. Una de las maravillas de viajar por tierra y sin metas muy definidas es que hay mucho espacio para este tipo de anecdotas y para la improvisacion. Ayer llegamos al hostel y un hospedero sin camiseta nos ofrecio una de sus maravillosas habitaciones triples. Creo que a estas alturas ya es obvio, pero una habitacion triple en una doble por la que pagas mas, al menos fue relativamente poco y tenia el desayuno incluido, fueron unos 70.000 kopecs por cabeza. Todo como muy autentico.

Desayunamos y empaquetamos tranquilamente antes de ir a por un taxi que nos llevara a Sangal. Unos 100.000 kopecs despues estabamos en el puerto buscando la taquilla para comprar los tickets del ferry.
El conductor del taxi fue un chico agradable, indio de religion, que nos fue explicando curiosidades de la isla y se ofrecio a parar en un mirador bastante llamativo del que no teniamos ni idea. Ganamos los dos con la pausa, el la tarifa y nosotros el momento y las vistas.

De hecho, habia una opcion B que fue la que nos ofrecia el el hostel, como siempre. Fletaba buses para coger la lancha rapida. Al final lo que cobraba por el paquete no tenia nada que ver con el precio real, tres tickets de ferry costaban sobre 50.000 y el taxi 100.000 para los tres. Creo que este paisano cobraba 180.000 por persona, aunque no recuerdo bien, quizas fueran 180.000 por los tres, pero me extrañaria teniendo en cuenta que el bote rapido son 400.000 por lo general contra los 12000 del ferry. Yep… esa es la diferencia. 

En el puerto nos llevo un par de intentos localizar la taquilla. Un cuartucho con una señora dentro que nos parecio lo bastante «dodgy» como para no comprar el ticket y seguir buscando. Al final volvimos con el rabo entre las piernas y compramos el ticket. La señora fue de los mas agradable y nos indico entre risas donde coger el ferry. El motivo de las dudas es que nos intento cobrar por encima de lo que nos habian indicado. Parece que hay un impuesto para turistas que van a la isla y no teniamos ni idea.  Los ferrys eran botes anclados en la playa. Traduciendo al castellano, tuve que quitarme los zapatos cerrados para llegar al bote con el agua hasta las rodillas. Esa fue la parte facil, subir a un bote con el agua por los muslos, una mochila enorme a la espalda y la de ataque delante, fue otra historia. A Cris tuvimos que empujarle la mochila desde atras para que lo consiguiera. Alli nos sentamos, entre locales, con la carga de bananas, animales enjaulados y viveres en medio del bote y el aire fresco en la cara mientras el bote se mecia en direccion a la isla sobre aguas de color azul tropical.

La isla nos dio una impresion inicial extraña, sin trafico mas alla de las bicis y los carros tipicos tirados por caballos con su olor caracteristico, segun nos alejamos del puerto en busca de alojamiento entramos en un area rodeada de bares a la derecha -terrazas a pie de agua- y recintos de bungalows a la izquierda. Todo con un gusto exquisito y a precios bastante variables, desde los europeos hasta los locales. Solo fue cuestion de buscar un poco para encontrar el sitio donde nos quedamos, Gita Air. Antes vimos un par de ellos, uno a 1.000.000 y pico la noche, otro a 200.000 y donde nos quedamos a 400.000. Yo dude sobre el de 200.000, aunque lo cierto es que era bastante cutre, no solo por el baño sin techo, y lleno de hojas, que eso se limpia con facilidad, tambien por lo decrepito del mantenimiento en general. Con respecto a lo que pagamos para donde nos quedamos, el bungalow lo vale, limpio y cuidado con dos camas dobles y porche a 50m del agua. Esta parte de la isla, a pesar de no ser cargante, entra dentro de la categoria de Shared Resort, un sitio construido de forma masiva para turistas pero que no pertenece a una empresa en plan resort. Nada que ver, no obstante, con Bali que seria un destroyed paradise. Caos absoluto y masificacion horrenda que saturarian a cualquiera. Al menos gran parte de la isla. Siendo un sitio grande, hay de todo.

Ruben y yo soltamos mochilas y descansamos un poco. Cris se fue a bichear algo por la isla y en el camino descubrio un sitio para alquilar snorkels y aletas, al final conseguimos un deal a 100.000 kopecs por tres dias. Bastante bien para lo que es la isla. Pegados al puerto pedian mas del triple. De ahi al agua a darles uso. Ruben y yo incluso vimos nuestra primera tortuga. Fue toda una experiencia, a pesar de que mas adelante llegariamos a la conclusion de que debia de ser un ejemplar joven y pequeño por el dibujo de la concha y su tamaño al compararlo con las que vimos en los dias siguientes. Despues del snorkel, aun paseamos algo mas en direccion norte hasta el ultimo bar de esa parte de la isla y alli nos tomamos algo, frente a Gili meno y con el sol poniendose detras del crater de su volcan a lo lejos. Algo mas cerca, unos chavales locales pescaban con red y palos, tirando los aparejos y asustando a los peces para que salgan disparados hacia la trampa. Algo exotico para curiosear desde la arena mientras el dia se apaga.

Cenamos en el bar de nuestros bungalows, no nos complicamos demasiado, marcamos el pescado para los dias siguientes y nos centramos en noodles, arroz y alguna brocheta vegetal, nada exotico. Desde alli veriamos por prmera vez la luna de Gili, una esfera enorme de color rojo sangre que sube desde las ultimas horas del atardecer, cuando aparece desde detras de Lombok, y va anaranjandose en su trayecto ascendente. Un espectaculo bonito de por si que se disfruta mas si cabe sorbiendo bebidas frias en una de las tarimas del bar a un par de metros del agua. En el caso de Ruben, un cafe helado, uno de los descubrimientos de las Gili.

PanoCompleta-Edit
 MG 0130-Editar
 MG 0135-Editar
 MG 0137-01
 MG 0152-Edit
 MG 0154-Edit
 MG 0179-Edit
 MG 0197-Edit
 MG 0206-Edit
 MG 0209-Edit
 MG 0311-Edit
 MG 0343-Edit
 MG 0347-Edit
 MG 0352-Edit
 MG 0356-Edit
 MG 0368-Edit
2018-11-26T19:11:26+00:00octubre 18th, 2016|Indonesia 2016-10|

About the Author:

Leave A Comment