Santiago – Punta Arenas – Puerto Natales. Sabado (Dia 5/19) ttccmm##

/////Santiago – Punta Arenas – Puerto Natales. Sabado (Dia 5/19) ttccmm##

Santiago – Punta Arenas – Puerto Natales. Sabado (Dia 5/19) ttccmm##

Ayer reservamos un taxi. No nos quedamos en un hotel, pero si en un bloque de apartamentos con porteros 24h y son gente muy amable. Ayer preguntamos y parece ser que uno de los residentes del sitio es taxista. No nos fiábamos demasiado, pero buscando online llegamos a la conclusión de que la tarifa del aeropuerto al centro de Santiago oscilaría entre los 18 y 22000 copecs. Nos pidieron 25000 que parecía razonable para un taxi a las cinco de la mañana, así que nos lo quedamos.

Antes de las seis estábamos en el aeropuerto facturando. Todo sin problemas. Comentando de todo un poco, el taxista nos contó que la ciudad es segura, pero que pasan cosas, aunque la gente esta haciendo cosas para solucionar los robos express y esos asuntos. Parece que el exceso de policía por Santiago tiene que ver mas con donde nos quedamos, pegados a la Casa de la Moneda que es el palacio presidencial, que a la inseguridad real. Aun así, no parece que sea una ciudad, sobre todo nuestra zona con mas edificios del gobierno y oficinas que casas, para volver a casa solo de noche.

También nos contó que están construyendo el aeropuerto nuevo. Lo que son las cosas, a la llegada, ni nos enteramos. Íbamos a lo que íbamos a pesar de los km y km de zona de construcción que rodean el aeropuerto.

Ahora estamos volando hacia la Patagonia. Son las ocho de la.mañana.

12h Camino de Puerto Natales.

Hemos bajado del avión entre oriundos de la zona o visitantes, no estamos seguros, victimas del síndrome del ansia viva. Esa cosa que le entra a mucha gente cuando el avión aterriza y se levantan como si el fuese a despegar inmediatamente y llevárselos de vuelta o como si fuera a salir ardiendo. Ahí estaban, con el avión en la primera pausa de la etapa de taxi y todo el mundo de pie abriendo porta maletas y cogiendo bultos. Creo que hicieron falta tres llamadas al orden para que se sentaran de nuevo. Lo de permanecer con el cinturón puesto ni mencionarlo. Una cosa curiosa por lo exacerbado de la situación en este caso concreto.

El aeropuerto es poco mas o menos como el de Asturias. Ligeramente mas pequeño con una explanada delante. Corrimos a  información y nos dieron una cuartilla impresa con los horarios de las dos empresas que van a Puerto Natales. Cambien nos avisaron de que las plazas de los buses se solían agotar y que mejor reservar. Probablemente sea así, pero mejor ni saberlo. Corrimos a la cafetería en busca del wifi y tras pillar los cafés nos informaron de que no tenían wifi… En la otra cafetería si. Allá que fuimos con la cosa de que confirmamos antes que el bus pasaba a las 11:08 y eran las 11:03. 

Salimos corriendo buscar la parada intentando comprar los billetes a la vez y cargados con las mochilas, muy en nuestra linea. No sirvió para mucho, al final nos rendimos por que paso la hora de llegada del bus y los tiques dejaron de estar disponibles online. Esperamos hasta que llego el bus, con casi 20 min de retraso tras todo lo que corrimos… Y conseguimos sitio comprándolos al conductor. La era de la información también tiene sus cosas, tanta presión… para nada.

Hemos conocido a las primeras dos personas con las que nos hemos relacionado en este viaje. Un sevillano llamado Pedro que trabaja aquí y esta pasando un par de meses y un chico de San Diego llamado Morgan que esta haciendo su año sabático.

Puerto natales recuerda al pueblo de doctor en Alaska. No hace demasiado frió, pero hay un cielo plomizo que se extiende sobre una población de casas bajas de chapa que se reparten de manera uniforme por calles anchas y sin trafico. No es difícil ver el horizonte sobre los tejados, con algunas montañas salpicándolo en lo que por lo demás, son planicies sin fin.

Hemos dejado los equipajes en el Pire Mapu hostel y salido hacia la oficina de turismo. Las instalaciones del Sernat en Puerto Natales están en un edificio cubierto de chapa, como no podía ser de otra forma, al pie del brazo de mar que se extiende alrededor del pueblo.

Un chico chileno con rasgos de la zona, piel oscura, frente ancha y pelo muy negro nos ha explicado como llegar al parque y cuales son las vistas mas espectaculares y las rutas que pueden hacerse en el tiempo de que disponemos. Parece ser que una de las v de la w, la una de las grandes rutas esta a mano. Eso, la del mirador de la base y otro día en la carretera escénica con rutas cortas debería darnos una visión superficial lo que es el parque.

Con plan hecho, hemos ido a buscar un coche de alquiler. Reencontramos a Pedro en el camino y entre los tres visitamos varios concesionarios. El primero estaba cerrando, el segundo y el tercero directamente cerrados y el cuarto nos ofreció coche por 50.000 copecs argentinos. La media de precios de alquiler que hemos barajado ha sido de 22000 copecs, con lo que este se pasaba cómodamente.

Hemos parado en una cafetería que nos recomendó Pedro a tomar algo mientras decidíamos. Esperábamos algo mas preparado, resulto que al entrar, era una caravana envuelta entre cuatro paredes de madera y chapa, al estilo típico de la zona. Al menos el café era barato, el mas económico que tomamos aquí rondando los 1000 dolares chilenos. De ahí salimos habiendo decidido que la única opción que teníamos era la de alquilar al precio que nos proponían e intentar sacar provecho a los días en el parque.

Pasamos por la agencia, alquilamos e hicimos compra en el supermercado para los días siguientes antes de volver al hostel a descargar todo.

El día se había ido perfilando y solo faltaba recoger el coche. Sobre las ocho salimos a cenar, ceviche y carne en otro restaurante a 14000 el plato principal, lo que como siempre, me parece excesivo. Al menos teníamos wifi para esperar a que el encargado de la agencia de alquiler de coches nos contactara. Cene destemplado y con frió esperando una llamada que no llego. De ahí pasamos por el hostel Wild, otro de los sitios que teníamos fichados pero donde no pudimos quedar por falta de sitio.

Al menos entre en calor allí. Llevo días con dolor de garganta y todo el día fuera y con frió no esta ayudando demasiado. Me sentía mal, dolorido y destemplado. Cuando salí me sentía igual, pero al menos había dejado de estar aterido de frió.

La llamada siguió sin llegar y yo había tocado fondo. A pesar de lo agradable de la sala común de ese hostel, marchamos para.meternos.en cama.y.acabar con mi malestar al menos. Un día de transito aprovechado como se aprovechan los días de transito, pero resintiendome de salud.

Fue un intento fallido. A las diez menos diez llegamos y a las diez y veinte nos llamo el chaval de la agencia de coches de alquiler para que recogiéramos el nuestro. Intente ir al día siguiente, pero nada puede ser fácil y directo cuando te sientes mal y al ser sábado y mañana domingo no era una opción. Hubo que vestirse y salir a por el coche.

Al menos aprendí o reaprendí que hay que abrigarse o sobre abrigarse. Esta última salida del día fue menos dolorosa que cualquiera anterior con la capa media de pluma y una cuarta impermeable en vez de salir solo con la interna de algodón y la externa de cortavientos.

Como nada podía ser fácil y directo, otra vez, al llegar a por el coche resulto que el que tenían disponible no tenía seguro para atravesar la frontera al día siguiente. El que si lo tenia iba a ser devuelto en un rato. Esperamos aun mas a que viniese ese otro coche que podría valernos y que apareció media hora mas tarde. Como nada puede ser fácil y directo, los papeles que necesitábamos, el seguro internacional se los habían dejado en el hotel los chavales que estaban devolviéndolo y tuvimos que esperar a que los trajesen. Al final cogimos el coche y marchamos al hostel. En la parte positiva es un todo camino espacioso y superior a lo que habríamos alquilado voluntariamente. Ademas, al estar literalmente comido de polvo y suciedad y no dar tiempo a pasarle el paño, nos han hecho un descuento a 45000 dolares. Todo ventajas. Solo aspectos positivos. Esta noche me desperté con dolor de garganta con tos seca y sangre por la nariz. Copiosamente.

2018-12-01T18:45:31+00:00octubre 20th, 2018|Chile 2018-10|

About the Author:

Leave A Comment