Por fin el día de la presentación. Si lo llego a saber no presento el trabajo para la ponencia oral. Vaya nervios. 

De ahí todo fueron charlas y recoger cosas en los stands del congreso hasta la hora de comer. Almuerzo de congreso y mas charlas hasta el final. Destacó la de Zaida que hizo una presentación de un trabajo sobre el apoyo a las mujeres y la prevalencia de lactancia, para quitarse el sombrero. 

El Almuerzo. Nos falto tiempo para sentarnos. Aqui el que no corre…

Después de que Pedro nos recogiera, el día paso entre la ducha y la cena en la terraza del Pimpi. Algo aparatosa por que eramos diez para cenar, nos fuimos reuniendo en la cola y nos sentaron justo para que Luis apareciera a la vez que las bebidas.

Luis ha llegado hoy y estábamos siguiendo su posición en vivo, primero desde flight24, una web que muestra posición de vuelos en tiempo real, después con la posición en vivo de whatsapp y al final visualmente hasta que se sentó a mi lado. Bendita tecnología.

Cenamos, en el sector masculino también se adherio Manu, el marido de Ruth de Oviedo y terminamos en la terraza de un hotel frente a la catedral y junto a la playa, con la ultima copa que se vació a las tres de la madrugada cuando ya no lo dábamos mas. 

Terraza frente a la catedral. 
Esta en la planta alta de un hotel… no recuerdo el nombre

Hoy, cambiando de tema, le pegaron un toque a la super de partos y a la de planta. Sobre todo, por lo que nos toca, a la de partos. Cris y Rebe, con sutileza moderada, les dieron a entender que ir a la playa y aparecer en el congreso para comer y con intención de marchar de nuevo no era adecuado. Al menos para la jefa de la unidad docente de Gijón y supervisora de partos. El mensaje calo, pero es una significativo de como estamos de entusiasmo e iniciativa a nivel de gestión. Si no fuera tan buena paisana…