Maite

Los examenes de final de carrera fueron toda una experiencia.

Los examenes de final de carrera fueron toda una experiencia.

Estudiamos bastante y como siempre al ultima hora, dio para lo que dio y quedaron algunas asignaturas para septiembre. Con la agonia tipica española del fin del mundo, parecia que quedaria sin trabajo en verano y por tanto en el paro de por vida.

No termino de ser asi, lo cierto es que pase el verano entre estudiar y algo mas. No lo tengo tan claro, salir y probablemente quedar con Rafa. Llego septiembre y la profe de psicologia tuvo a bien suspenderme. Aun no tengo tan claro en que falle. Me mando a febrero… creo que me vio como una de las personas que suspendian sistematicamente o algo y eso influyo. No puedo decir que llevara el temario para sobresaliente, pero para aprobar si. Con nota o sin nota, paro aprobar.

Esa asignatura me hizo perder unos meses de mi vida de la forma mas gratuita posible. Al menos eso parecia, ahora se que ningun mes es perdido. Mas nunca volvia utilizar ningun conocimiento de esa asignatura. Quizas viendo una peli de crimenes por error, cuando decian que habia sido un psicopata era capaz de enumerar algunos rasgos diagnosticos, eso me aporto aquella individua y aquella asignatura.

Lo cierto es que algo saque en positivo de alli, A Maite.

Conoci a Maite en el aula de cultura. Era la gran amiga de Inma, la que acabaria siendo novia de mi hermano. Creo recordar que primero comenzo mi hermano con Inma y despues yo con Maite.

Fue en una fiesta del aula de cultura, en un bar pequeno cerca de Aduana, por la Avenida de la Raza, donde nos dariamos nuestro primer beso. Lo recuerdo como algo efimero y relativamente rapido en la pista, pero que sirvio para abordar el tema el lunes siguiente. Ya hacia tiempo que nos llamabamos la atencion aunque no se cuanto.

Maite fue de lo mejor que me paso hasta el momento, y solo recuerdo buenos momentos con ella y un cariño que aun me persigue. Era encantadora, dulce, alegre y guapa.

Al final, la vida debe seguir su curso y yo, a pesar de quererla, tenia otras perspectivas. Cuando acabe la carrera me mude a Rio de Mouro para trabajar en el Fonseca y comenzamos una relacion a distancia. Dejamos de vernos en Sevilla y en Castilleja… eran los años en los que me habria desplazado al fin del mundo por pasar un rato con mis amigos y ella era mi mejor amiga. Por otra parte, pertenecer al aula y al grupo de mi hermano y su pareja tambien era bastante divertido. Compartimos muy bienos momentos y horas de biblioteca hasta que llego el momento de separarnos.

Portugal me abrio un mundo que llenaba mi vida. A pesar del cariño, sabia que queria beberlo a grandes tragos. Salidas, compis, fiestas, playa, un sueldo de adulto, dias y noches sin parar. Era consciente de que viviamos con una intensidad fuera de lo comun y queria estar alli totalmente, a lo que saliera. Bajo ningun concepto, queria mentir o hacer daño a Maite, ser deshonesto con ella. Seria despues de seis meses a distancia cuando quedariamos y le explicaria lo que creia, que nuestra relacion asi no tenia mucho sentido y que no sabia cuando volveria.

Nos despedimos con una tristeza dulce, creo que fue con un abrazo… no recuerdo que volvieramos a coincidir. Al tiempo escuche que se habia casado, con un guardia civil. Marcho una temporada, con algun crio de por medio y volvio a Sevilla separada. Me lo conto mi hermano. Despues de terminar con Inma, el aun mantuvo relacion un tiempo con las dos. Yo seguia en Portugal, quizas en Inglaterra, atacando cada dia como si fuera el ultimo que me tocaba vivir.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *