Bangkok – Londres. De vuelta a casa.

La diana toco a las cinco de la mañana. Acabar de

La diana toco a las cinco de la mañana. Acabar de

empaquetar, una ducha rapida y a la calle, a coger un taxi reservado por la recepcion, llegar al aeropuerto, cerrar las mochilas el Voila! Aparecer en Delhi, donde los trabajadores del aeropuerto parecen sacados de un anuncio de muñecos de plastico de lo que les brilla el pelo, no escuchan nada de lo que intentas explicarles y te envian a la ventanilla que creen sin hacer caso a lo que les plantees. Impermeables a la reflexion diria yo y con aires de superioridad y estar aguantando a todo el mundo. Y mira que son incompetentes. Y esto es sin haber tenido problemas, solo viendo a los que habia a nuestro alrededor!.

Nuevo avion y Heatrow. Casa. Donde volvemos a entender todas las cosas y las actitudes. Donde cada sonrisa y ceño fruncido pueden ser racionalizadas por experiencias familiares, donde todo vuelve a encajar. Una estacion de metro donde nadie te empuja para entrar a un vagon vacio, calles sin escombros y carteles que entiendes mientras se difumina la sensacion vaga de inseguridad, de que el taxista, el camarero o el de la taquilla de la estacion van a intentar tangarte y de fascinacion por lo que estas viendo. Lo que en el fondo hace que cada dia sea una aventura que vale la pena contar. Y al acercarte, la misma sensacion que cuando vuelves de pasa unos dias en la playa, no esta tan lejos, no es tan complicado llegar, deberiamos de hacer esto mas a menudo.

Bangkok. Ultimas compras. —————

Hoy volvimos al mercado a acabar de comprar los regalos para

Hoy volvimos al mercado a acabar de comprar los regalos para

a todo el mundo, al menos los que recibiran los primeros. Todavia esta por ahi la bolsa que enviamos desde Nepal y que nuestros amiguetes nepalis no enviaron en un mes por que habian perdido la direccion y no sabian que hacer con ella. Al final y tras la espera llamamos y nos explicaron lo que les habia pasado. Resuelto en cinco minutos. Nepali way!

Cenamos en Ram Buttri y a nos despedimos de Tailandia como se debe hacer, sin ninguna pena y con muchas ganas de volver. Asi da gusto.

IMG_0889

Se pone el sol. En primer plano la piscina del hotel de al lado.

IMG_0894

Cris. En segundo plano la piscina de nuestro hotel.

Bangkok. Quedando en Khao San Road.

No teniamos demasiadas pretensiones con Bangkok tras tres meses,

No teniamos demasiadas pretensiones con Bangkok tras tres meses,

tan solodescansar y relajarnos antes de volver a casa. En definitiva, no hacer nada es lo que te pide el cuerpo. Quizas sea hacer algo, pero a otro ritmo… sabemos que en 48 horas hay mas posibilidades de sufrir una ciudad como esta que de disfrutarla.

Pasamos el dia en el mercado de Chatuchak, un mercadillo imposible de recorrer en una jornada, donde andamos de tenderete en tenderete ojeando regalos. Al atardecer volvimos al hotel para descansar y tomar algo dejando el caos de Khaosam por la tranquilidad Ram Buttri.

Un dia interesante. Y hoy, como estamos llegando al final, una reflexion. Mirando como se escriben los nombres en la wikipedia (amen), describen Khao San Road como “un pequeño camino hacia el mayor sueño del mundo” y una calle donde mochileros se sientan a comentar sus viajes. La primera, como tantos superlativos, no vale la pena discutirla. La segunda no es la descripcion que haria yo. Khaosan es un sitio interesante, donde te puedes olvidar de todo y desaparecer un par de dias en un radio de 500 metros de caos y gente caminando en todas direcciones que no te miraran a la cara o lo haran para venderte algo varias veces el mismo dia por que ni se molestaron en fijarse en ti las veces anteriores. Pero no se maquinan viajes, eso se hace en desayunos y cenas en cuartos pequeños de hostels o cafeterias cerca de estos, donde hay silencio y gente en pantalon corto y con cantidades ingentes de mugre en los zapatos. Todos con una guia encima y un portatil que se materializa por arte de magia en medio de la conversacion. Khaosan es una gran discoteca donde la gente recien duchada sale a tomar algo a bares con la musica tan alta que no se puede hablar. A mi me encanto, pero es una parte del viaje, definitivamente no donde se cuecen rutas hablando con un desconocido al que parece que se le van a salir los ojos cuando semiextasiado te cuenta lo que ha visto y lo que mas le ha impresionado en su ruta por el area al que tu te vas acercando.

Khao San y poco mas…

IMG_0861

IMG_0868

Koh Lanta–Bangkok. Al Norte.

Hoy dormimos dos horas. Mañana (hoy) nos vamos a despedir

Hoy dormimos dos horas. Mañana (hoy) nos vamos a despedir

de Raquel y la regla no escrita es que hay que salir hasta que la anfitriona quiera (tampoco es que los demas se quejen mucho). Ademas hay luna llena y fiesta en la playa para celebrarlo. Cualquier excusa es buena.

Como fuese, tras un viaje de tres horas en furgoneta y ferry llegamos al aeropuerto dde Krabi y volamos a Bankok. Nuestro hote, el Khao San Palace esta en pleno centro del  gueto de mochileros. Esto, hablando claro quiere decir que no se puede ver la tele en la habitacion del ruido que hay en la calle. Eso si, tiene piscina. Menos mal que anoche dormimos dos horas. Es lo que tiene ser previsor.

Koh Lanta… Nuestra ultima isla.

Hoy se ha ido Paula a Chile, via Australia, casi nada.

Hoy se ha ido Paula a Chile, via Australia, casi nada.

La camara se ha declarado en huelga y yo he estado de acuerdo con ella.

Nosotros salimos mañana para Bangkok. El plan es que nos dividamos. El sector “me da miedo volar” – Richi con Ana acompañandolo – saldra el dia 11 de Lanta para llegar Bangkok el dia 12 por tierra y coger un bus hacia Camboya.

Los mas intrepidos, Cris y yo acompañados de Raquel (que pertenece al grupo “medamiedovolarperomasmiedomedapasardiezhorasenbus”) volaremos a Bangkok mañana y pasado cogeremos untren hasta la frontera con Camboya. Ahi, Dios mediante, nos volveremos a reunir todos y como buenos hermanos subiremos hasta Siem Reap, unos cien Kilometros dentro del pais.

Koh Lanta: Algo de buceo. Viernes. —————

La Catedral es el nombre de uno de los sitios de buceo

La Catedral es el nombre de uno de los sitios de buceo

mas populares alrededor de Lanta. Es una gruta en una de las islas de la zona a la que se entra por debajo del agua y que se eleva unos cinco metros sobre la superficie en el interior. Iluminada por la luz azul que deja pasar el hueco por el que se accede es un lugar cuanto menos, interesante. Las fotos estan a buen recaudo en una camara acuatica en un carrete de 16, esperando a que se acabe para llevarlo a revelar. No se como sobrevivian con esa tecnologia durante la edad media y el renacimiento.

 

Tambien vimos, entre otros, peces globo, peces leon, peces angel, varias morenas y un gamusino dorado (como si los hubiera de otro color) pescando.

 

Por la noche fuimos a sacar algo de pasta al bar del pueblo.

 

IMG_1150-1

 

Fuera del barco.

 

IMG_1520

 

Y dentro.

 

 

 

Despues de ducharnos Ana insistio en que fuesemos al pueblo a “recaudar fondos”. Siempre somos algo reticentes, pero ya lo hemos hecho antes y estamos cogiendo practica y confianza. La primera vez que nos llevo a un antro de billares en Beijing no sabiamos a donde mirar y Richi estubo bastante patoso a la hora de hacer de gancho. Al final la cosa quedo en un intercambio de palabras algo subidas de tono. Pudo ser peor, pero sacamos las navajas a tiempo y como siempre, su efecto disuasorio fue inmediato.

 

Esta vez todo salio a pedir de boca y desplumamos a un par de tailandeses “con dos copas de mas” y un aleman incauto. El unico problema fue cuando Cris, que hizo de gancho en una de las primeras partidas, le pidio a Ana que le devolviera lo que se habia dejado ganar y ella se hizo la sueca. Que verguenza, despues de tres meses trabajando en equipo.

 

IMG_1118-1

 

Pues eso. La tercera partida, cuando por fin “se puso seria”

 

IMG_1126-1

 

Paula tampoco lo hizo nada mal. Medalla de  plata.

 

Nos estamos quedando en el “Riviera Resort”. Habitaciones limpias y bastante amplias con ventilador en el techo y agua caliente por 600 Bath. No debe de ser mal sitio porque practicamente no nos hemos movido desde que nos instalamos. Playa, piscina, cafe y cubos de hielo.

Long Beach (Koh Lanta). Cambio de alojamiento.

Un dia que se ha ido entre un cambio de hotel

Un dia que se ha ido entre un cambio de hotel

desde el Lanta Resort, un ejemplo de sitio agradable con malas criticas en internet, hasta el Riviera Resort, otro igualmente agradable y un 30% mas barato. El cambio implico un paseo por la carretera de 500m por el que nos ofrecieron unos cinco viajes en taxi y otras tantas habitaciones de hotel o bungalows. Parece ser que la oferta turistica es mas agresiva en esta parte del golfo de Tailandia.

Lectura frente a la playa y siesta y piscina por la tarde. La inactividad cansa. La nota de color la aporta Richi en su viaje desde Koh Tao donde se quedo un par de noches mas. Llegara hoy o no? No se puede decir que no lo este haciendo interesante!

Koh Phi Phi – Koh Lanta. Ferry.

A un par de horas al sur de Phi Phi queda la isla de Lanta.

A un par de horas al sur de Phi Phi queda la isla de Lanta.

Bastante mayor en tamaño y con menos densidad de gente apiñada que nuestra ultima parada. Son los ultimos dias de  playa antes de subir a Camboya y los puntos principales a cubrir son descansar en la playa y hacer un par de inmersiones. Por fauna y visibilidad parcece ser que realmente vale la pena meterse en el agua con botellas. Asi que a las nueve de la mañana hemos levantado el campamento y con todas nuestras posesiones materiales en los ultimos tres meses a la espalda hemos desayunado de pie en el muelle antes de meternos en el ferry. Dos horas de barco con Neptuno reclamando nuestro desayuno, guardado a buen recaudo bajo un tapon de biodraminas.

La isla, como todo desde que hemos llegado e este pais, no ha defraudado.

IMG_1073

IMG_1078

IMG_1104

Raquel, Cris, Paula y Ana.

Koh Pee Pee. Paseando en barco.

El dia paso mientras saltabamos de isla en isla por el parque

El dia paso mientras saltabamos de isla en isla por el parque

natural que rodea Koh Pee Pee. Una serie de islas paradisiacas entre la que podria destacar Maya Bay, donde se filmo “The Beach” si no fuese por que parecia mas una estacion de trenes que una playa. Cincuenta barcos contados descargando gente en una playa que seria la envidia de cualquiera de las que protagonizaron los desdembarcos de Normandia. No era la atmosfera que esperabamos, ilusos. Algunos sitios sigue siendo inaccesibles, antes por ser remotos, ahora por haber dejado de serlo.

IMG_0949

IMG_0954

IMG_0958

Bamboo Island

IMG_0972

IMG_0989

Monkey Island

IMG_1000

IMG_1038

IMG_1044

Y despues de un duro dia de navegacion…

IMG_1069

SANDIAAAAAAAAA!!!!!!!

IMG_1070