La vuelta (5/5). Un muy buen viaje.

Esto es lo que se viene a llamar un post para llenar hueco.

Esto es lo que se viene a llamar un post para llenar hueco.

A veces la sensacion de acabar algo es imprescindible. Despues de escribir el viaje en retrospeciva… esa sensacion es una de las recompensa.

El viaje concluye como todo un exito, en la parte menos positiva, Faus perdio el Movil. En la parte positiva sin duda… el resto. Vuelvo con un grupusculo enamorado de Sevilla, impresionado con Carmona y al que se le dibuja una sonrisa cada vez que menciono a mi casa o a mama, que arraso.

La Necropolis y Sevilla. Gran paseo.

Llevamos tres dias en Carmona y parece que la escapada no va mal.

Llevamos tres dias en Carmona y parece que la escapada no va mal. Nacho, Ana, Faus… todos parecen gratamente sorprendidos con lo que han visto hasta ahora.

El tercer dia en Carmona se estreno como los anteriores con un buen desayuno seguido de un paseo por na necropolis. Interesante para un ratin, pero como cualquier otro sitio en ruinas… aburrido al rato.

Comimos en casa y salimos para Sevilla. Hoy quedamos con Alesa y Sabino para el cafe que no nos tomamos ayer, un cafe en la calle Arjona, con Sabino y Alesa, un paseo por el puente de Triana hasta el Altozano y toda la calle Betis a la vista de la Torre del Oro… y obro la magia de Sevilla que no se dejo notar ayer por la mañana. Ver Sevilla puede ser agobiante, vivirla lentamente al paso, sin prisas y alrededor de una buena conversacion es una historia muy diferente. Asi fuimos al paso, con la sombra de los arboles y el calor del atardecer hacia la Plaza de España pasando por el puente de San Telmo y los jardines de Maria Luisa. Alli, entre los bancos de la plaza y las balconadas atardecio y comenzamos el camino de vuelta hacia el centro.

El camino de vuelta fue la tercera parte del dia, con entidad propia. La Peseta, una cerveceria con solera junto al edificio de Hacienda en la Avenida de la Constitucion dejo de existir, una pena de descubrimiento que nos llevo a seguir en busca de Los Coloniales. Jamas llegamos, nos cruzamos en el camino con la Casa Morales y alli pusimos el campamento y picamos algo con varias cervezas. Cuando llego la hora de marchar… nadie queria. Aun tomamos la ultima en el Arenal, en la flor de yonoseque, uno de los clasicos de por alli antes de emprender camino por la calle Zaragoza hacia el coche, con muy buen sabor de boca y arropados por el calor de la noche y el ambiente de fin de semana.

Sevilla ha sido una gran experiencia cuando caminar para ver cosas se convirtio en pasear. Me gusto particularmente ver a Nacho totalmente imbuido en la ciudad, comodo y disfrutando. Un gran dia.

20140503- MG 0778

20140503- MG 0779

20140503- MG 078320140503- MG 0785

20140503- MG 0799

20140503- MG 0808

20140503- MG 0809

20140503- MG 0844

Sevilla. Un paseo por la ciudad.

El dia del viaje dedicado a Sevilla fue una mezcla de exito y no

El dia del viaje dedicado a Sevilla fue una mezcla de exito y no Empezamos con problemas muy serios de aparcamiento y algo desencaminados. Sevilla es una ciudad demasiado grande en distancias y con una historia que a mi, siendo de Carmona, me cuesta mas relacionar con lugares concretos por los que pasamos que la de mi pueblo. Asi, a tompicones llegamos a punto de entrar en crisis al edificio de la tabacalera, desde la encarnacion y pasando por el barrio de Santa Cruz.

La universidad fue el comienzo de una inflexion, un momento de crisis en que yo comenzaba a tener una nube gris sobre la cabeza, la sensacion de caminar demasiado sin hacer nada y la preocupacion de que se hiciera tarde para comer y el calor comenzara a hacer mella en el equipo me agobiaban. Pausa, reflexion y cocacola hicieron ver las cosas con mas optimismo. Salimos al Patio San Eloy para comer y fue todo un acierto. La impresion que les causo un sitio tan pintoresco, la comida, el frescor… salimos remozados. No obstante ya habiamos tenido una cantidad de Sevilla suficiente por un dia. Coche y Carmona era la unica opcion a seguir, aunque a las niñas no les hiciera demasiada gracia no quedar con Alesa.

Se evaporaron las malas vibraciones con una cena en el enganche, al pie de la alameda y una ultima copa en el Karma, que les encanto. El Karma es un antiguo molino de aceite enfrente de la Corredera donde han abierto uno de los bares con mas estilo que se vieron por carmona en mucho tiempo. Ojala dure. Fue comico el acercamiento al bar, se entra por un porton de cochera que esta al lado del bar mas cutre de Carmona y es imposible imaginarse lo que se va a encontrar hasta que se esta dentro. Las caras mientras nos ibamos acercando, y las preguntas de donde nos traes, eran todo un poema. Al final nos tomamos unas ginebras y estuvimos de charla hasta que nos cansamos de disfrutar de la noche. Un buen dia.

 

 

 

 

20140502- MG 0736

20140502- MG 0739

20140502- MG 0750

20140502- MG 0751

20140502- MG 0756

20140502- MG 0762

20140502-IMG 0766

20140502-IMG 0775

Paseando por Carmona. Jueves. Dia 2.

 

La idea del viaje viene a ser un crescendo comenzando por Carmona

 

La idea del viaje viene a ser un crescendo comenzando por Carmona

y pasando a despues a Sevilla. Es un modo razonable de equilibrar contenidos sin que ninguno eclipse al otro. Al menos esa es la teoria, sevilla es eclipsable por ser una ciudad enorme cuyo potencial es vivirla con calma mas que observarla a paso rapido. Observarla no esta mal, pero no aporta nada en comparacion con un paseo con un buen conversador por las avenidas.

Comenzamos con la Puerta de Sevilla, menos mal que la necropolis estaba cerrada y nos la ahorramos el primer dia, no compensa el tiempo que se pasa dentro para lo que en realidad se ve. Es un cementerio, romano, pero un cementerio que dejo de serlo hace 2000 años. Por mucho valor arqueologico que tenga, como forma de pasar el tiempo dista de ser ideal. A la salida del alcazar nos encontramos a Sabino y Alesa y tiramos hacia el centro por la barbacana, algo de juderia nos llevo a la Plaza Arriba antes de comer, Mingalario viendo los pasos de Mayo, que coincidieron – bien- y despues comer al principio de la calle Prim, en Casa Paco. Todo bastante bien excepto el movil de Fausto, que quedo en el Mingalario para no volver a ser visto. Parador, pasando por el molino de la Romera, con sus vistas de la vega y casa para terminar.

Para la cena tuvimos a mama aportando entretenimiento con sus maneras dicharacheras. Parece que con la edad y el fin de la losa de mi padre que la cargo practicamente toda la vida, una nueva Remedios surgio. Y vaya… arrasa con todos mis amigos. No me extraña… es una pena que esa persona razonablemente despreocupada y risueña haya sido eclipsada por la vida que nos toco vivir durante tanto tiempo.

20140501- MG 0552

 

Plaza Arriba

20140501- MG 0591

Faus y Ana

20140501- MG 0596

Desde el Alcazar

20140501- MG 0598

Nacho y Ana

20140501- MG 0604

Fausto

20140501- MG 0638

Cris con Mati, se acercaron Carlos y ella.

20140501- MG 0648

Parador

20140501- MG 0659

20140501-IMG 0708

Segun Faus y todos los demas, este se parece al de la peli UP!

20140501-IMG 0704

Santa Maria

20140501- MG 0721

Nacho

20140501-IMG 0712

El derramadero frente al Alcazar de la Reina

20140501- MG 0735

Saliendo para Carmona. Vamos.

La ultima vez que intentamos organizar un viaje a Sevilla

La ultima vez que intentamos organizar un viaje a Sevilla la cosa no salio todo lo bien que habria querido. La falta de interes fue comiendose poco a poco el plan y, segun iban pasando los dias, todo el mundo se echo atras. Solo quedo Fausto, que fue el que planteo la idea en primer lugar como añadido a su viaje a la matanza en Llerena. Al final nadie bajo hasta Sevilla, solo yo en el coche de Faus. Creo que me fastidio bastante la certeza de que la proxima oportunidad, si la aprovechaban, implicaria quedarnos en los pisos de abajo. A posteriori no fue algo negativo, pero me dolio en aquel momento que nadie fuera a ver el piso de arriba que ya tenia fecha de caducidad en pos del proyecto de los cuatro apartamentos de mama.

Este viaje fue diferente, Faus y Ana que volo desde Mallorca, Ana Blanco, Cris y yo tiramos para abajo. Cinco personas en el Citroen C4 Picasso de Nacho que resulto bastante espacioso incluso cargado con los equipajes. Salimos sobre las dos de la Pola y llegamos sobre las diez a Sevilla para recoger a Ana en la Plaza de Cuba y segir la ruta. Fue un viaje ameno en el que cayeron mas gominolas y patatas de las que habria sido recomendable.

Me queda el recuerdo de cuando al llegar a Sevilla abrieron la ventana y entro aire calido, como se sorprendieron. Un detalle que te hace pensar como cosas que se dan por hechas pueden variar de un sitio a otro y como a pesar de la cercania, para mucha gente sevilla y asturias estan en planetas diferentes. Reflexionaba hace poco como internet nos ha dado la impresion de que el mundo ha encogido enormemente: es como todo estuviera en el extrarradio de la ciudad donde vives. La realidad es que el mundo sigue midiendo lo mismo y una persona camina al mismo paso que hace cien años. Sevilla, por mucho que la sobreabundancia de informacion te haga percibirla como algo cercano y el resto lo rellenes extrapolando tu dia a dia… esta lo suficientemente lejos como para que el comun de los mortales vaya una o ninguna vez en su vida y como para que te siga sorprendiendo la realidad -que se deleita en los detalles que ni te llegan por la tele ni te imaginarias- cuando la encuentras de frente.

2014-04-30 12.55.47

 

Escapada: Polesos a Carmona!

Se materializa el viaje a Sevilla, tenia ganas de que conocieran mi casa.

Se materializa el viaje a Sevilla, tenia ganas de que conocieran mi casa.

 Pola de Siero, Carmona, Sevilla, Salamanca, Pola de Siero.

Hace bastante que propuse este viaje con intencion de que mis los Polesos conocieran mi casa. Me habria gustado que fuese antes de que mama hiciera los cuatro apartamentos con la casa de Carmona, pero aquel intento fue fallido. Tuvo que ser a posteriori cuando Miriam comento que queria conocer la ciudad y volvio a trabajar en Europa – desde EEUU- que todo el mundo se animo. A Miriam y Dirk se les paso la fecha y no vinieron. Faus y Ana, Nacho, Ana Blanco, Cris y yo si que no dejamos pasar la oportunidad y nos bajamos en el Citroen C4 Picasso de Nacho.