Escapada: Santiago de Compostela

El mundo cierra en invierno y la lluvia disuelve la piel, ojo con moverse.

El mundo cierra en invierno y la lluvia disuelve la piel, ojo con moverse.

Gijon, Aviles, Soto de Luiña, La caridad, Mondoñedo, Bahamonde, Arzua…Santiago.

Santiago

La teoria y la practica a veces difieren y a veces no. A mediados del mes pasado me dijeron que me quedaban dias de vacaciones y tuve que pedirlos. Aproveche el puente de la constitucion para juntar el maximo de dias posibles. Solo me faltaba el plan. Cris trabajaria el mes de diciembre, al menos los turnos estaban ahi, aunque aun no la hubieran llamado.

El plan consistio en hacer el camino de Santiago en bici. Alforjas, recambios e informacion mientras esperabamos la llamada del SESPA que no llego. En realidad si que llego, pero a otra persona, Cris se quedo en tierra y mi plan se bamboleaba. Aun mas cuando no conseguia reclutar a nadie para acompañarme -Gerar, mi mayor baza se echo atras en cuatro dias. Invierno, soledad, la aventura se planteaba dura y con Cris en casa y Gerar fallando todo apuntaba a que no saldria. Al final, para sorpresa de propios y extraños e impresionando a Cris, que vio todas las dudas desde la primera fila, me lie la manta a la cabeza y sali un lunes plr la mañana con un monton de dudas y kilos de material.

Nos quejamos de que ante cualquier plan todo el mundo falla, como si lo mas minimo que se saliera de la rutina fuera un odisea. Para mi satisfaccion y la de Cris, ese dia sali direccion a Santiago contra todo pronostico y una semana mas tarde llegaria a la Plaza del Obradoiro. Inciciando y completando sin ceder un paso lo que, por definicion, si es una odisea.

 

 

Arzua – Santiago. La Llegada.

Por primera vez me levante en un albergue con una

Por primera vez me levante en un albergue con una

cantidad razonable de peregrinos, intenando no hacer ruido con un exito moderado y sacando parte del equipo para vestirme fuera. Todo al traste cuando llego el momento de mover la comida, distribuida en dos bolsas de plastico de supermercado. Como sea, antes de que acabara de vestirme fuera los tres chavales de Elche que llegaron tras de mi el dia anterior -solo me acuerdo del mas torollo que se llamaba Raul e iba con una Rockrider del Decathlon con pocos desarrollos, mucho peso y mas merito- estaban pegando voces, algo que no me sento nada bien. Fue cosa de callar y aguantarse. 

 

20131208-arzua-santiago22

Luisma y Yo

Desayune con Luisma y salimos tarde -sobre las nueve- otra vez a atravesar campos helados pero con la ligereza de espiritu y el buen humor de una ultima jornada corta para lo habitual, unos 37 km. La prudencia es siempre un punto a favor y tras separarme de Luisma que iba andando empece a cruzarmede manera intermitente con el grupo de Elche y otros dos peregrinos de 100km, gallegos, padre e hijo que iban con ellos. Adelantandome en las bajadas y cuando hacia fotos, los iba alcanzando despues una y otra vez hasta que fuimos todos al paso haciendo un solo grupo. Las fotos de la helada son particularmente bonitas, ya habia algo de sol -que no paso ayer por los arboles- que ayudo a que la luz fuera suave sobre los campos. Las pendientes, no muy inclinadas hasta la loma anterior a O Monte do Gozo y escasas depues de esta penultima subida dejaron de ser intensas despues del monumento desde el que se supone deberian verse las torres de La Catedral.

 

20131208-arzua-santiago1

20131208-arzua-santiago4

Amaneciendo poco a poco

 

El momento del Gozo, tan esperado segun avanzaban los dias y las dificultades del camino quedo diluido en la contaminacion, los arboles que impedian la vista y la lejanoia de la ciudad que no fui capaz de fotografiar por lo mal que se veia. Lo las positivo fue que al ir en grupo por fin tuve fotos de mi mismo.

 

Despues de una pausa decidi no comer alli para poder bajar con el grupo y hacer los fotos en la plaza de la catedral. Cuestas suaves o indiferentes y algunos escalones segun la ciudad se iba formando y haciendo mas densa a nuestro alrededor. Obras, una entrada por escalones que baje cargando la bici, bajarme los calentadores antes de montar de nuevo y poco a poco entrar en la Plaza del Obradoiro: El Destino, abierta y soleada en comparacion con las calles anteriores a la hora que era. Como todas las cosas excelentes, impecable, perfecta y sin estridencias. Rodeado de luz, espacio y piedra y un poco en shock por el significado de la llegada. Lo consegui… No, lo logre, esto es un logro, una hazaña, un esfuerzo epico fisico y mental que comenzo con dudas e incertidumbres y que entre dureza, trabajo, satisfaccion, cansancio y belleza he ido superando hasta llegar aqui. De golpe todo el esfuerzo, la hermosura y el sufrimiento te alcanzan en el escenario  tan lejano que fue la plaza y en el que ahora estas mirando semiincredulo alrededor. Un momento para conservar. Accomplishment.

20131208-arzua-santiago15

Go, Go, Go!

Buscando el lugar ara la foto, para compartir el triunfo via whassap con los que me habian seguido dia a dia, Cris, Richi, Faus, Sergio, Ruben… Se me acerco Cris y con ella Fausto, habian venido a buscarme, llevaban tiempo planeando la sorpresa y me habia dicho que trabajaba ese finde. Fue genial, perfecto… mas fotos, cancelar el billete de vuelta, despedirme del equipo ciclista con el que entre y con una sonrisa de paz, una felicidad solida que tras todo el viaje comenzaba a salir lentamente ir a la oficina del.peregrino a sellar y obtener la compostela. Un patio tranquilo en que dejar a bici y una oficina relajada y calentita en la que una señora muy agradable me comento que era el primer matrona que veia. Era como el paraiso. Recuerdo como entre increiblemente despacio empujando la bici, disfrutando, sin saber que haria con ella para entrar en la oficina pero con la sensacion de que me iban  tratar bien – como paso-. La bici quedo en un rack al que dos peregrinos me ayudaron a subirla y yo termine mi peregrinacion.

El ambiente es magico en Santiago, gente que ha pasado por esfuerzos al limite, mas si cabe en invierno, llegan a una ciudad semivacia y tranquila en un estado de catarsis y paz. La misma entrada lenta que hice en la oficina, como si fueran las puertas del paraiso, con sonrisas suaves de apena creer lo logrado, volvi a verla esta vez desde fuera, en otros peregrinos.

20131208-arzua-santiago10

Delante de la catedral en la Plaza del Obradoiro

 

Lentamente fuimos al coche, donde desmonte y meti la bici, me puse los pantalones de monte que me acompañaron todo el camino y tras guasapear a Charo donde podriamos comer, nos dirigimos al Amoa donde almorzamos, a La Catedral a verla y abrazar a al santo -sin cruzarnos con nadie en la camara- y a tomar cafe el Cafe Paraiso. En el camino encontramos a Lisma que llegaba a pie sobre las cinco de la tarde con andares de peregrino y vendria a por el cafe con nosotros. Coche y casa. A acabar el dia enviando las fotos dela jornada a los que me acompañaron desde la salida y apoyaron con mensajes cada dia y a dormir digiriendo la satisfaccion de haber llegado, en solitario, desde el numero 13 de la Calle Premio Real a Santiago de Compostela.

 

20131208-arzua-santiago2

Frio durante el camino. Se lleva bien cuando se ve el final del camino.

 

 

 

20131208-arzua-santiago3

La helada en todo su esplendor.

 

 

 

20131208-arzua-santiago5

Una subida a un camino… Helada

 

 

20131208-arzua-santiago21

Una capilla en el camino.

 

20131208-arzua-santiago13

En O Monte do Gozo con todo el equipo.

 

20131208-arzua-santiago14

 El equipo de la ultima jornada

 

20131208-arzua-santiago7

Y por fin una foto solo

 

DSCF4104 1

Despegando del Monte del Gozo. Por fin un foto en ruta!!

 

20131208-arzua-santiago12

Compis de camino en la ultima etapa

 

20131208-arzua-santiago6

Los limites de la ciudad. Devagarinho vai longe.

 20131208-arzua-santiago9

 

 

 

20131208-arzua-santiago11

 

 

 

 

 

Baamonde – Arzua (6/7) Frio y belleza

Hoy ha sido el dia del frio extremo, crei que

Hoy ha sido el dia del frio extremo, crei que

moria congelado. Sali comodamente de Baamonde entre niebla y campos con manto de hielo, pedaleando tranquilo por la general hasta el desvio que daba comienzo al camino de a pie. Al empezar hubo una subida de roca en la que tuve que empujar la bici, peo sin mayor problema. Hielo y niebla continuaban siendo constantes mientras esperaba que el sol empezara a disiparla. Un espectaculo precioso en el que hice fotos y fotos. El problema fue que el sol seguia tras los valles y los arboles. En la penumbra de los caminos de barro congelado entre campos de escarcha, primero las manos y despues los pies, empezaron a ser muy dolorosos. Seguia esperando al sol  que no llegaba y me empezo a  bloquear el frio. Las pedaladas eran dolor de manos y pies y tras una hora o mas de eso y aun sin sol, quizas a las diez y media -amanece a las ocho y media – saque los guantes de refuerzo y las calzas de ciclismo.

 

El dolor de las manos siguio y el de los pies empeoro hasta quedar bloqueado con miedo a moverme y seguir recibiendo mas viento helado, agobiado por las uñas de los pies, que llevaban doliendo mucho tiempo y con sensacion de congeladas, solo pude buscar un minimo de luz y parar. La pausa en un resquicio de sol, que los arboles que habia por todos lados dejaban pasar, me ayudo a volver a tomar control de mi mismo y forzarme a pedalear contra el viento helado. Para no mejorar demasiado, inmediatamente despues habia un paso entre casas donde no entraba sol y todo estaba convertido en hielo, incluido el aire, sal sobre una herida abierta. Inmediatamente despues me puse la braga y segui camino solo con los ojos sin cubrir. Aun dolorido y semicongelado pero algo mejor. Debi de haber reducido la perdida de calor desde el principio. Creo que ese fue uno de los fallos: salir alegremente sin prevision.

 

El sol llego mucho despues, entre caminos de piedra y fango aun helados, tras Miraz. Con dolor  de espalda, pies, manos y cansancio acusado empece a entrar calor y quitar capas a la vez que el asiento de la bici volvia a  ser doloroso. El daño estaba hecho y seguia atravesando suelo helado cerca del mediodia ahora con sol en un pedregal – literalmente una parte del camino que aprovechaba la roca del suelo para su trazado- abierto y sin arboles que negaran el calor del sol.

 

El frio extremo puede haber sido el elemento del dia. Cada jornada una batalla, el portabuiltos que fallo en Aviles, indicaciones y la noche, el terreno, las pendientes, zanjas en los caminos, dolor de sillin y hoy, por fin, el hielo. Sin jornadas faciles en el camino. Tras Miraz la llegada a Sobrado de los Monxes se eternizo y solo los ultimos km, de carretera y con pendiente suave fueron relativamente faciles. Alli compre provisiones y decidi que los caminos de piedra habian llegado a su fin. El dolor era demasiado y la necesidad de llegar a Arzua imperativa. Asi, por carretera primero y caminos asfaltados despues, me fui acercando hasta llegar a mi destino. El albergue de Arzua esta en la linea de Baamonde, bien cuidado y caliente, con la diferencia de que al confluir varios caminos aqui la ocupacion es mayor. Quizas diez peregrinos o alguno mas. Entre ellos el primero que llego, Luisma, con el que yo entable conversacion y con el que fui a cenar mientras incansablemente me hababa de sus tres caminos anteriores y su relacion con su mujer con la que esta en proceso de divorcio. Supongo que necesitaba desquitarse y lo hizo hoy conmigo como otros dias con otros caminantes. Tambien dos orientales por clasificar, una gallega, y tres bicigrinos de Elche con los que habria entablado mas conversacion si Luisma hubiera aflojado un poco. No me quejo, ojo. Fuimos a cenar y despues nos sentamos en la pequeña recepcion del albergue a comentar nuestras experiencias. Asi, comparando fotos del camino primitivo de Luisma y del mio paso la noche hasta que apagaron las luces y todo se puso en espera hasta mañana.

 
IMG 20131207 185832 1

La comida en La Posada del Peregrino.
Carilla para los menus de peregrinos.
Luisma enfrente

En otro orden de cosas, me molo mucho la iglesia que encontre literalmente perdida en medio del bosque tras Baamonde y la conversacion que me dio un señorin mayor en Sobrado mientras candaba la bici.  Gente agradable con la que te vas cruzando sin mas. El accesit es para el perro que me persiguio durante cien metros o mas, ladrando, y estuvo a punto de llevarse la patada que no se llevaron los otros muchos canidos malhumorados y ruidosos del camino y el personaje gallego al que le pregunte en Boimil si el agua de una fuente era potable y me dijo: bueno potable del todo nose llega a saber muy bien… Muy de la tierra. El dia no fue mas duro que hermoso y satisfactorio… y fue muy duro.

 
IMG 20131207 090101 1
Recien salidos con la niebla y el hielo
 
IMG 20131207 091733 1
En camino
 
IMG 20131207 092744 1
Caminos blancos
 
 
IMG 20131207 092837 1
Caminos helados por la mañana. La belleza era sobrecogedora.
IMG 20131207 093306 1
Bandoncel

 
IMG 20131207 093450 1
Que bonito fue el frio mientras no perdi la mayor parte de mi temperatura corporal.
 
IMG 20131207 094419 1
Justo antes del pedregal de la risa
 
IMG 20131207 130237 1
Un respiro despues del frio y el pedregal y antes de Sobrado
 
 

 

Mondoñedo – Baamonde. Casa.

Hoy puede haber sido uno de lo dias mas duros del viaje.

Hoy puede haber sido uno de lo dias mas duros del viaje.

Esta vez no ha sido la noche ni la falta de tiempo. La salida de Mondoñedo se ha convertido en un pequeño calvario. Mi guru gps ha fallado estrepitosamente, lineas rectas atravesaban caminos y mas caminos en el track de bicigrino y en menor medida en el de bicipolis, haciendo imposible saber que bifurcacion o salida tomar. A eso se unieron los multiples tramos en los que no aparece sendero en el mapa… Son caminos de barro campo a traves en los que no se sabe que puedes encontrar. Junto al barro, las piedras y las zanjas sucede que la inclinacion que parece tener tope en carreteras y en menor medida en caminos de asfalto, no lo tiene en caleyas. Puedes encontrarte empujando la bici con el codo apoyado en el manillar y la mano en la potencia totalmente erguido. Asi me encontre despues de Mondoñedo, con frio, humedad y barro, perdido despues de que las cuestas de carretera me hubieran pasado factura por el dia de ayer a primera hora de la mañana.

Desmoralizado, vine a dar con una incorporacion a la autopista con rotonda incluida de nueva construccion sin nada que se pareciera a una indiciacion del camino. Las lineas rectas de mi guia gps atravesaban por encima de varias salidas y campo a traves:Absurdo. Tras equivocarme y corregir, al fin entre en caminos pavimentados e indicados con las conchas amarillas, pero el cansancio seguia ahi y pesaba como plomo cada vez que dejaba el asfalto, y paso bastantes veces. Cuando el terreno se fue allanando comenzo el camino de piedras. Lento por el transportin roto del primer dia y doloroso para un rasero que pierde acolchado segun voy machacandolo y dejando atras kilos de peso. Camino y mas camino pedregoso, cuando no cieno con marcas de tractor de 30 cm de profundidad. Villalba no llegaba nunca y despues Baamonde era inalcanzable.

Lento y doloroso avance que acabo sobre las cinco, habiendo salido a las ocho y media. Hoy aprendi que no estoy haciendo cicloturismo, estoy peregrinando, con el sufrimiento que ello implica tal cual: crudo y entero. El gps marcaba 3h y media en movimiento. Los cojones, solo pare 20 min para comer. Al llegar a Baamonde me indicaron el albergue y fui desconfiado, podria haber sido uno privado. Obviamente no era el caso, esto no es la India, pero debe ser que aun tengo secuelas… Antes de entrar lo comprobe todo en la red. Alli selle y me comento la hospitalera que el super estaba cerrado. El menu del peregrino en el bar del pueblo estaba fuera de cuestion, comer solo no!. La verdad es que me importo poco. La señora fue encantadora, me dio una manta de verdad – no como las colchas de ayer o la nada de antes de ayer en La Caridad, donde me eche un colchon por encima para no morir congelado – encendio a calefaccion de una habitacion para mi -ya la  general estaba funcionando y dentro del albergue se estaba caldeado – y me enseño un edificio acogedor, cuidado como un hotel, de piedra y con cocina. El recibimiento compenso el dia completo. Hace toda la diferencia. Y no me quejo de otros dias, pero si bien distintos albergues estan cuidados o no segun sus medios y dios los bendiga, este parece una casa rural en toda regla… Con literas. No sentir el frio cortante dentro, un baño con ducha amplio y cuidado… Comodidades que quedaron atras el primer dia de camino y sin las que se pasa – y vaya diferencia que hacia estos dias sin calefaccion de dentro a fuera del albergue incluso asi – pero que hacen que ciertos musculos relajen de otra forma. Los de las manos heladas que agarran la taza caliente con teson y los de tiritar, siempre preparados para entrar en accion a pesar de que el frio no sea tanto cundo se cena con todas las capas puestas y un impermeable. Baamonde ufff.

Mañana Arzua y pasado Santiago. Los consejos y guias son para el verano. Hoy lo meditaba… Seis horas de luz. Hora y media para comer, hora y meia para descansar en ruta y otras tres para lo que caiga. Llevo retraso probablemente piso mas pedal!

En otro orden de cosas el latigazo que me dio el pulpo del portabultos por la mañana, el paisano que me animo y dio charla mientras recuperaba resuello tras Villaba bajandoae de su tractor o la señora que se me quedo mirando mientras chequeaba el mapa impasible y que en el momento en que fui a tomar el camino equivocado me empezo a marcar el correcto. Buena gente del camino. Hay bastantes.

 

 

IMG 20131206 085200 1

La Catedral de Mondoñedo… Existe.

 

IMG 20131206 085434 1

Salida de Mondoñedo por la mañana.

 

IMG 20131206 092003 1

Un horreo gallego

 

IMG 20131206 120402 1

Son pocos, son muchos? Muchos y la señal anima bastante. Te sientes… menos solo.

 

IMG 20131206 123336 1

 

IMG 20131206 145613 1

 

IMG 20131206 145748 1

Saliendo de Villalba

IMG 20131206 145728 1

 

IMG 20131206 171258 1

 

La cantidad de barro que atravese es como la de la alforja… la foto no refleja nada que se le parezca ni de lejos.

La Caridad – Mondoñedo. Jueves, dia 4/7.

Jueves, mucho pedaleo y poca interaccion. Ayer recupere

Jueves, mucho pedaleo y poca interaccion. Ayer recupere

algo de camino perdido en la jornada anterior y hoy algo mas. Se acerca Sobrado dos Monxes a buen ritmo y quizas lo alcance mañana. Si lo hago la ultima etapa a Santiago estara a tiro de piedra, aunque seria mejor llegar hasta Arzua y asegurar entraren Santiago de mañana.

Hoy el dia comenzo con llanos alrededorde Tapia, donde un paisano en furgoneta me daria la indicaciones para el dia. Ir a Peñarronda primero siguiendo la costa hasta una capilla, que efectivamente encontre en el horizonte como me haban avisado y girar bordeando la costa hacia las gruas del puerto. El camino giraba al sur, pero este caballero me recomendo tras cruzar el puente de Todos los Santos seguir por la costa hasta la playa de las catedrales y despues enfilar por la n634 al sur para asi evitar los valles a la vez que ver la playa.

Mayormente fue un acierto, aunque en un tramo concreto de subida sin arcen (el unico) me puse bastante nervioso. Al menos habia un tercer carril, pero habria preferido un trozo de arcen sin duda. Lourenza quedo atras y enfile a Mondoñedo, desde donde escribo. Gran albergue aunque solo sea por los dos calefactores de aceite de la habitacion. Nuevo, pero algo descuidado. El highlinght del pueblo lo encontre en la plaza de la catedral, y fue… Una catedral! El casco antiguo bastante cuidado me recordo a Carmona, salvando las distancias. Algo mas de piedra y en version reducida y ancha de las calles. Hay que decir que tambien me gusto el ascenso al pueblo por una nacional abandonada (o semi) en el que me sorprendi por segunda vez en el dia pedaleando cuestas infames sin demasiado esfuerzo. Yuju!

 20131205-fabrica2

Nos Acercamos a Tapia de Casariego

 

20131205-fabrica9

Peñarronda

 

20131205-fabrica1

Puente de Todos los Santos en Ribadeo

 

20131205-fabrica3

20131205-fabrica4

20131205-fabrica5

La Playa de Las Catedrales

 

20131205-fabrica6

Subiendo a Modoñedo

 

20131205-fabrica8

Queso y Sardinas. Ñam!

 

20131205-fabrica7

Calor al fin!

Soto – La caridad. Miercoles (3/7).

Hoy el dia ha sido mejor que ayer, a poco… Atravesamos Cadavedo.

Hoy el dia ha sido mejor que ayer, a poco… Atravesamos Cadavedo.

Solo la falta del agotamiento y la ansiedad que me invadieron ayer antes de llegar a Soto de Luiña, creyendo que me alcanzaria la noche en el camino, hace un gran dia. Ciñendome a las indicaciones de bicigrino y chequeando el gps en las zonas criticas para no cagarla irremediablemente, esto es, en cuanto hay dudas o bajadas, avance rapido y por asfalto en muchas partes. No es mala cosa, hay carreteras secundarias increibles donde las copas de los arboles se tocan y los valles que atraviesan son tan profundos que aun hay heladas a mediodia: Cadavedo, Luarca, Piñera, Navia y por fin la Caridad fueron abriendose paso y llegando a buen ritmo. Solo me da pena no haber parado en el cementerio moro junto a Luarca… Pero queda para otra.

Las anecdotas giran en torno al pajaro carpintero que escuche entre Soto y Cadavedo, cerca de la Playa del Silencio, donde curvas sin fin suben y bajan valles con verdin en el asfalto por su poco uso y hace un frio glacial. Un frio que desaparece en las subidas pero se acentua en las bajadas antes de llegar a su punto mas algido en lo mas profundo y frondoso de cada , donde vias de tren y arroyos se alternan entre el verdor del musgo y el marron de las hojas caidas del otoño. Fue en una de esas subidas donde me cruce con la caravana de campistas sonrientes haciendo un “thumbs up” para animarme; en otra se abrio la Playa de la Cueva ante mi, justo despues de un ascenso entre prados helados a derecha e izquierda. Fue en ese punto donde empece a notar que el dedo gordo del pie derecho pasaba de signos de congelacion a tan solo frio, curioso y recurrente, es la parte del cuerpo que mas se me enfria.Entre esas cuestas llegue a Cadavedo, temprano aun y con tiempo para rodar empece a atravesar rectas con desniveles suaves, algo nuevo. La velocidad se disparaba y el sol del mediodia contribuia a la sensacion de jubilo que solo ensombrecieron los cinco eurazos que me clavaron en una farmacia por proteccion labial: ¿Los valia? Sin duda los costo. Al menos la chica fue agradable y una luz disipo otra sombra.

Kilometro tras kilometro llegue a Luarca, un puerto de pescadores cerrado por grandes colinas, una capilla en cada  una de ellas: junto a la primera, donde descanse a reponer fuerzas, un cementerio, de los mas bonitos de Asturias segun se dice. Desde alli comence la alegre bajada que me llevo al pueblo, que atravese de este a oeste. Despues, sin tanta ilusion, acabe delante de la segunda capilla. La subida fue de ordago, lo suficiente como para no creerme lo que habia hecho cuando llegue arriba, resoplando pero aun con fuelle. Acababa de hacer pico cuando escuche silbar con mucho tino el Ave Maria y un señor con gorra de publicidad de pienso y una gran sonrisa giro una esquina y me pregunto donde iba. No me dio tiempo a responder cuando lo hizo el -a Santiago, todo recto y al final a la derecha cuesta abajo todo- y alla que fui, cuesta abajo, hasta las ruinas del antiguo hospital y cementerio de peregrinos, sillares de piedra cubiertos de verde e invadidos por arboles. Mas alla, caminos sin trafico entre campos ondulados, calor y luz… Y el olor de la epoca del cucho persiguiendome hasta que me incorpore a la mi N632 del alma. La volvi a dejar cerca de Navia, donde me llevaron comarcales con pocos vehiculos, quizas ninguno. Entre Navia y la Caridad grabe dos imagenes: el tunel de maleza que atravese poco despues de Navia, tras subir la cuesta que hay siempre inmediatamente despues de un puente y la cuesta salvaje que ataque tras un tramo relajado y bucolico. Esa cuesta hasta un puente que atravesaba la autopista habria sido risible si no fuera por dos cosas, no era el momento de hacerla – menos aun con suelo de grava – y que sin curvas para disimularla el animo se resiente con facilidad. Poco despues llegaria la carretera general – mi amiga la 632 -y la Caridad, donde tras llamar para que me abrieran el albergue, ducharme, comprar y hacerme a la idea de que, otra vez, no habria calefaccion a pesar de lo que ponia en la web, cene conversando con un señor muy simpatico que paso para arreglar la maquina de cafes y me hablo de maquinas de cafe, las competiciones de kart de su hijo, el camino, andalucia y la vida en general. Me habria acostado en cuanto se fue, pero estaba a la espera del hospitalero que llegaria sobre las nueve para sellarme la credencial y dar el pistoletazo de salida al proceso de meterse en cama.

 

IMG 20131204 110119 1

IMG 20131204 110447 1

IMG 20131204 112131 1

IMG 20131204 115007 1

IMG 20131204 115356 1

IMG 20131204 115434 1

IMG 20131204 144034 1

IMG 20131204 144525 1

IMG 20131204 182833 1

Aviles – Soto de Luiña. Martes dia 2/7.

Planes que salen bien… a traspies y con el susto del sol bajando.

Planes que salen bien… a traspies y con el susto del sol bajando.

 Creo que hoy ha sido un gran dia. Digo creo porque estoy tan cansado que pensar en el dia de hoy me extenua. Me he quedado con el recuerdo de las dos ultimas horas, cuando la ansiedad de que me pillara la noche se unio al cansancio. El dia, aparte de eso, ha sido un vaiven de experiencias.

Comenzamos con la salida de Aviles, infame, mal marcada y peligrosa a ratos, enfilando la N-632. La primera vez que la deje, poco depues de las estrecheces de piedras blancas, fue una bendicion. Un camino frondoso y ancho, en bajada aunque bastante parcheado. Estaban arreglandolo, de hecho y los trabajadores me ayudaron a sortear una zanja levantando la bici. Una experiencia interesante. Despues se abrio un camino asfaltado y tranquilo que me llevo a la primera bajada abrupta. Lo mas abrupto que jamas hice en bici, de hecho. Fue una aventura entre fango, charcas que ocupaban el ancho de la carretera y desniveles que hacian bajarse de la bici. Al menos todo fue cuesta abajo. Esos caminos me llevaron a Soto del Barco. Fueron un acierto a la hora de hacerlos. Trepidantes, dignos de ser contados. En retrospectiva, solo veo el agotamiento y el albergue desde donde escribo, a 40km de mi destino previsto. Muros del nalon seria el siguiente checkpoint, con su puente, impasable en bici por los arcenes y cuyas barandas de proteccion tuve que sortear pasando la bici por encima antes del ascenso por la n632 hasta el pueblo.

A la salida encontraria untramo increiblemente bello de bosque cerrado y duro de pasar por lo estrecho y abrupto. Al menos no era excesivamente empinado. Entre obstaculos y fotos que fueron imprescindibles, sali del bosque, aun sin acusar cansancio, pero con un retraso qe ya debia de ser considerable. A mayores.

Por fin en asfalto me encamine hacia Cudillero por error, con poco esfuerzo corregi y entre en otro paraje de quitar el aliento, rocas, bajadas..,. divertido: pero a la bajada hubo nuevo error con bajada y subida. Poco despues comence a calcular que iba significativamente por detras del plan. Las prisas no sirvieron mas que para agobiarme al tener que desviarme de la n632 que habia vuelto a encontrar y decidido seguir – estaba en obras -. La belleza de la concha de Artedo se mezclaba con la sensacion de ir tarde que empezaba a dominarme. La bajada por la concha por el desvio fue seguida de una subida matadora que mino mi moral significativamente. Al menos consegui dos cosas, acostumbrarme a mirar el GPS a la minima y aprender que retroceder es una buena opcion en caso de equivocacion (eso repercutio en la frecuencia de mirar el GPS). De hecho, tras la subida, una indicacion erronea estuvo otra vez a punto de enviarme en un descenso pronunciado campo a traves que evite (mas sabe el diablo…). A esas alturas la ansiedad se iba convirtiendo en miedo a la noche. Todo fue cuestion de asegurarse de no salir de la carretera, ceñirse a las bien pavimentadas y mantener la calma. Al fin, en uno de los chequeos del GPS estaba a 2,5km de Soto de Luiña, donde hay un albergue. Todavia nervioso por ser la 16:30 y anochecer a las seis en llano (en los valles el sol se veia muy cerca de los picos de los montes tras los que amenazaba esconderse, di pedal, cansado y despues del estress que no acababa de desaparecer.

Los 2.5km fueron cuesta abajo y llegue inmediatamente a Soto, donde pregunte por el hostal y me mandaron al bar. De alli al hostal donde se supona que estaria el hospedero y tras una espera al sol en el porche… vuelta al bar porque no aparecia nadie. Me dieron la llave, ducha, compra, cena, llegada y presentacion de Pepe el hospitalero y … creo que a la cama.

Estoy exahusto, fisica y animicamente. Esperemos que el sueño lo solucione y mañana sea un buen dia. Ribadeo queda a 90km, es lo que tiene el retraso de hoy. Eso y la sensacion de que el dia fue increible aunque justo ahora no lo vea asi.

 

20131203-aviles-soto8

Antes de dejar Aviles

 

20131203-aviles-soto1

Por fin queda atras Aviles y su trafico.

 

20131203aviles-soto3

Una caleya bien senalizada

 

20131203-aviles-soto3

La zona mas abrupta del viaje justo delante en area de madereros.

 

20131203-aviles-soto5

Llegando a Muros del Nalon

 

 

IMG-20131203-WA0046

Saliendo de Muros del Nalon

 

20131203-aviles-soto6

Espectacular tras Muros

 

20131203aviles-soto1

Error, Bajar a la concha de Artedo fue una de los ejemplos de lo que pasa si te equivocas cuesta abajo. Que no hay vuelta atras.

 

 

 

 

 

 

Gijon – Aviles (1/7) Despegamos

 Primera jornada en ruta. De incertidumbres a la accion.

 Primera jornada en ruta. De incertidumbres a la accion.

El Camino es una de esas experiecias que te hacen ver como nos acostumbramos a todo a una velocidad de vertigo.Sali hoy, a las 9 de la mañana, quizas las nueve y media con mas miedo que verguenza y preguntandome si era buena idea y hasta donde llegaria.

Poco a poco, a cada pedalada, el miedo iba siendo reemplazado por las preocupaciones de un viaje, ¿Llegare bien?¿A que hora?¿Donde parare a hacer noche y a que hora? Decisiones que comienzan a llenar la mente de asuntos del dia a dia que necesitan solucion, eclipsando los temores que la incertidumbre acarrea. Lo indefinido se va definiendo y el miedo cede y se esfuma segun las estas decisiones van cubriendo los huecos que ocupaban las incertidumbres.

20131202-fabrica1

La mañana me trajo hasta Aviles bordeando el Monte Areo. Debi llegar sobre las doce y media al albergue. Me sente en la acera de enfrente a meditar sobre el camino: cientos de perros atados en sus fincas que se abalanzaban de forma futil contra las vallas metalicas que las cerraban, charcos que atravese con agua casi hasta los pedales y las primeras personas que me saludaban, como cicloturista primero y segun iba entrando en faena, como a un peregrino despues. Supongo que poco a poco me ire acostumbrando al nombre.

En la puerta, masticando cacahuetes, fue donde decidi que era el dia para llegar a Soto de Luiña. Otros 38km a sumar a los 30 ya recorridos. No se si habria sido factible: A cien metros del albergue, por el camino equivocado, baje a acera y el portabultos de la bici colapso sobre la rueda bloqueandola. El final de la historia fue soltar el portabultos y traer la bici al albergue donde llame al hostelero que vino a abrirme en cuanto acabo de almorzar en su casa. Ducha rapida y a la calle a recorrer todas las tiendas de bici de Aviles (o eso me parecio a mi) sin exito para encontrar la forma de poner un transportin de forma estable a la bici. La cosa quedo en que no habria forma, al menos sobre la marcha. Fijacion casera con mas tornillos que antes y que Dios reparta suerte.  Al final comi un bocata que compre en “El Arbol” antes de que Ruben (Frixu) pasara por aqui, nos tomasemos algo en en centro y se fuera, dejandome via libre para… ir a la cama. No fue un dia extenuante pero poco a poco se va notando el cansancio.

Si tuviera que quedarme con algo del dia seia con el valle detras del Monte Areo, al mas puro estilo de “La Comarca”, que atravese con la sorpresa con la que me pillo el paso de incertidumbre a enfocar la mente en solucionar problemas para cumplir un objetivo claro: El Camino.