Alicia

Comenzar en la universidad fue la apertura de otro mundo.

Comenzar en la universidad fue la apertura de otro mundo.

Eramos una clase de 109 personas, gente arriba o gente abajo. Visto en retrospectiva, el patron de relacion de grupos de este tipo siempre me ha sido mas o menos similar. Ver todo un poco desde lejos durante el primer año para despues entrar de cabeza en el nucleo duro. Ese primer año, aunque me relacionaba con todo el mundo, probablemente pasaba mas tiempo con la gente de Carmona que con los demas. Dicho de otra forma, pertenecia a ese subgrupo. Como es natural, siempre perteneci, pero comence a estar mas unido a otras personas con el tiempo hasta que mis referencias fueron todos aquellos que en la clase tenian ganas de vivir de verdad. Ramon nunca se mezclo demasiado, Sara con su novio ni demasiado ni poco, absolutamente nada y Estibaliz tambien tenia pareja en Carmona y unos padres que no le daban tanta cancha como para salir por Sevilla.

Creo que fue el segundo año cuando comence a quedarme en el piso de Sevilla. A mi padre le habian quitado el carnet de conducir por borracho y haciendo turnos en Virgen del Rocio, necesitaba donde quedarse. No se quedo demasiadas veces en el piso que alquino en la Calle Castillo de Aroche. Yo si que le sacaria provecho. Rafa Garcia Sanchez, Javi el Rapao, Alicia de Cadiz, Isaac algun dia… toda la clase pasaria por alli con bastante frecuencia y los dias antes de examenes llegariamos a quedar hasta siete.

Mientras tanto, Ali de Cadiz y yo comenzariamos a estar mas unidos y quedar mas dias que no. Ella tenia un piso alquilado en la Calle Alcala de Guadaira frente a la Plaza de Rafael Salgado. Nuestra historia seria la de dos muy buenos amigos con una relacion romantica a ratos que no llego a cuajar. Queda la duda se si habria sido posible. Sin duda si, pero otra vez, en esos momentos de intimidad en su piso o en el mio, me falto el plus de arrojo para atacar. Habriamos caido los dos sin dudarlo.

No recuerdo bien si tuvo al tiempo un affair con Rafa, creo que si (No Chaves, Rafa Garcia). Al final un buen dia comenzo a salir con su vecino del piso de al lado, Lolo.Fue distanciandose de nuestras vidas y desaparecio cuando ibamos acabando la carrera. Supongo que hasta cierto punto era normal desaparecer. Lo cierto es que para nosotros no lo fue. Un nucleo bastante amplio de la clase seguiriamos viendonos, en Sevilla, y por supuesto en Portugal, donde por seis meses coincidimos practicamente todos y todas las que teniamos que coincidir… extensible a dos años que fue mi estancia (Gloriosa).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *