Retrospectiva. No mucho que escribir sobre la marcha.


Debio ser un dia en que las incidencias no parecieron ganar al cansancio a la hora de escribir. Madrugar mucho para llegar al aeropuerto por la autopista, que el taxista se cobrara su propina de forma autonoma… y volar, con escala en Guangzhou hacia Nueva Delhi. Beijing de noche