7:30 Kanab:
Hoy hemos preparado la comida antes de salir. Como siempre, una de las cosas que mas nos entretienen es el almuerzo y puede ser la diferencia entre hacer un par de rutas o solo una. Aun peor, entre una y ninguna. Ya teníamos el pavo cocinado de anoche para no perder tiempo -vaya pros-. No nos hizo gracia perdernos el Horse Shoe ayer y hoy estamos intentando optimizar el dia.

De hecho, al final no entramos en el Wendy’s del área de servicio,que habria sido interesante. Moderadamente interesante al menos, pero por lo que estamos viendo a nivel de parques nacionales, difícilmente iba a compensarnos entrar una franquicia para sentirnos “como en la tele” a cambio adentrarnos en la naturaleza de estos parques.

En Ruta Kanab-Bryce Canyon
Estamos en ruta. Hay dos tipos de maniobras standard para mover objetos en la furgoneta. La primera es el giro brusco. Con la inercia en los cuatro metros de voladizo todo sale disparado hacia los lados y es la risa. Si se quieren desplazar pasajeros o contenido hacia adelante, la maniobra numero dos es frenar con el pie izquierdo. Estamos acostumbrados a todo o nada para el embrague en los coches de marchas y se deja notar cuando intentamos usarlo para el freno, mejor llevar el fregadero vacío. Ayer Richi estaba cansado y se hecho a dormir un rato en la cama de atrás mientras hacíamos carretera. Todo bien en principio, pero compramos sacos de 15 euros de poliester y estaba dormitando encima de dos de ellos extendidos. Al primer frenazo aquello patino con el encima. Si no se hubiese agarrado a tiempo nos habríamos ahorrado pasar la mopa por todo el suelo del RV. Lastima.

El paisaje se ha ido haciendo mas accidentado y verde según nos cercamos al parque natural de Bryce.

09:30 Bryce Canyon
Vaya fregado para aparcar. Fuimos donde había una caravana y paramos allí. Richi fue a confirmar con ellos y resulto que tenían menos idea que nosotros. Nos habria multado a los dos. Al final fuimos al Bryce Canyon City después de que Cris y Cris preguntaran en la recepción del parque y nos aclararan como funcionaba la cosa. En la City, a las afueras del parque hemos aparcado en una zona habilitada y para después pillar una lanzadera.

El chico al que preguntamos era un francés que había estado trabajando en Canadá y ahora se iba de vuelta a su país. Antes, estaba haciendo un viaje por EEUU con toda su familia -dos críos y su pareja- creí entender que tres meses. Hay cosas peores. Después nos volveríamos a cruzar con el y nos recomendaría ir al Sequoia Park. No hizo falta mucho para que decidiéramos dejar de lado el Death Valley -nuestra elección inicial- por los arboles. Es lo que tiene ir sin planificación. Little mercies.

También he tenido una epifanía. La gorra es el invento ideal para el pelo sucio. Creo que si me la quito, me llevo piel y pelo. Se nos acabo el agua ayer por la tarde y estamos en estado de emergencia de higiene. Duchas cero y el baño restringido. Estamos en un descenso a la locura de novela. Como el de Apocalipsis Now según subía el río, pero en plan pijo y con nevera.

10:34 Circular
Bryce es el mas pequeño de los cinco parques de Utah, dice nuestro conductor de bus. Parece que el micro mundo de los conductores de bus y empleados de parques naturales son un ejemplo de como se toman aquí el trabajo. En vez de grises y anodinos, los chóferes de las lanzaderas, siempre de buen humor, hacen chascarrillos y cuentan anécdotas y curiosidades de los parques según se van desplazando.

Almuerzo

12:30 Gente
Primero hemos rodeado las estructuras de piedra del parque desde Bryce Point hasta el Sunset Point, una ruta suave y espectacular.

Después de comer hicimos el Navajo Trail, descenso al fondo del cañón y subida en sentido horario, como nos había recomendado un chaval Israelí en uno de los miradores. Da gusto cruzarse con gente de vacaciones.

Llegando arriba, al final del Navajo T. nos encontramos a un señor de 77 años que acababa de subir, originario de Italia y actualmente estadounidense. Le llevo cinco horas, pero estaba muy en forma para poderlo hacer con su edad.

Nuestro amigo tenia piernas de jugador de fútbol una expresividad magnética y una sonrisa de enamorado de la vida de las que incitan al buen humor. Las piernas venían de haber sido profesional en Italia y Alemania en su juventud antes de casarse con una americana. Ella, al contrario que el, no era feliz en Italia.

En un viaje a ver a su familia en EEUU le dijeron que su mujer no volvía a Europa ni atada, así que se tuvo que quedar a vivir en NY. Le dio mucha pena, pero lo hizo y disfruto de 22 años con ella, hasta que lo dejo por otro. Ahora llevaba 30 años solo y no quería otra cosa. La puñalada lo dejo hastiado en ese aspecto. Fuera lo que fuera, se le veía bien. Muy bien. Nos recomendó el Ángel View Trail en Zion y el Venice en las Vegas. Un personaje entrañable y lleno de vida, donde los haya.

De vuelta en Shuttle vemos algún ciervo, algo común en todos los parques.

Bryce Canyon City:
De vuelta a la caravana hemos vaciado deshechos del W.C. y fregadero por primera vez. Salen con mucha presión por la manguera de 10 cm de diámetro que se conecta a una salida del RV y hace de desagüe hasta un husillo. Aviso para navegantes. Un torrente de mierda a presión saliendo de una manguera enorme y flexible es algo peliagudo. No lo hagáis en casa. Después de un near miss, llenamos depósitos de agua y seguimos camino.

Camping Bryce-Zion
Paramos en el camping Bryce-Zion. Por fin tenemos hook ups para electricidad y para el agua. Un grifo de hierro colocado a lo zorro. Me he pegado una ostia monumental en el tobillo con el puto grifo que esta sale del suelo y no vi. Lo encontré al tacto. Literalmente. El vídeo que quería hacer de nosotros preparándonos para la noche quedo en tres minutos de mi cojeando para arriba y abajo y jurando en arameo. Ni me acorde de que estaba grabando. Me ha salido una postilla.

Hicimos una especie de vídeo de quien vive ahí. Con la frago.

Por primera vez desde que llegamos, hemos hecho un fuego en el camping. Andaba Richi buscando madera por los alrededores de la RV cuando un tal Marc lo llamo y le dio una caja con madera. Nosotros de repente nos lo vimos caminando y charlando con un desconocido fuera de la furgoneta, pues nada, Richadas. El amigo Marc esta viajando dos meses por es oeste americano. Su mujer no había visto nada mas allá del Misisipi y querían disfrutar de esta parte de América antes de morir (decía el). Pues hay mucho de lo que disfrutar.

Cenamos salchichas, es importante difundir esta información. Mientra cocinábamos Richi encendía en fuego fuera. Hemos comido las salchichas de la cena y terminado el ultimo cigarro al fuego.

En otro orden de cosas, internet es complicado. El móvil que pillamos no va ni para atrás, cuando agotamos la dotación de datos, comenzó a ir a paso de tortuga y el camping tiene una red bastante lamentable. Eso es lo mejor que hemos conseguido en los últimos días.

Al menos en móvil me permite tomar notas off line, para intentar expresar lo sobrecogedor de estos dos días desde que salimos de L.A. La magnitud del Gran Cañón y la belleza de Bryce. Para un escéptico de EEUU, tengo que decir que no me llamaba la atención este viaje demasiado, en dos días se me puede considerar un converso.