Bangkok – Londres. De vuelta a casa.

La diana toco a las cinco de la mañana. Acabar de

La diana toco a las cinco de la mañana. Acabar de

empaquetar, una ducha rapida y a la calle, a coger un taxi reservado por la recepcion, llegar al aeropuerto, cerrar las mochilas el Voila! Aparecer en Delhi, donde los trabajadores del aeropuerto parecen sacados de un anuncio de muñecos de plastico de lo que les brilla el pelo, no escuchan nada de lo que intentas explicarles y te envian a la ventanilla que creen sin hacer caso a lo que les plantees. Impermeables a la reflexion diria yo y con aires de superioridad y estar aguantando a todo el mundo. Y mira que son incompetentes. Y esto es sin haber tenido problemas, solo viendo a los que habia a nuestro alrededor!.

Nuevo avion y Heatrow. Casa. Donde volvemos a entender todas las cosas y las actitudes. Donde cada sonrisa y ceño fruncido pueden ser racionalizadas por experiencias familiares, donde todo vuelve a encajar. Una estacion de metro donde nadie te empuja para entrar a un vagon vacio, calles sin escombros y carteles que entiendes mientras se difumina la sensacion vaga de inseguridad, de que el taxista, el camarero o el de la taquilla de la estacion van a intentar tangarte y de fascinacion por lo que estas viendo. Lo que en el fondo hace que cada dia sea una aventura que vale la pena contar. Y al acercarte, la misma sensacion que cuando vuelves de pasa unos dias en la playa, no esta tan lejos, no es tan complicado llegar, deberiamos de hacer esto mas a menudo.

Bangkok – Londres. De vuelta a casa.

La diana toco a las cinco de la mañana. Acabar de

La diana toco a las cinco de la mañana. Acabar de

empaquetar, una ducha rapida y a la calle, a coger un taxi reservado por la recepcion, llegar al aeropuerto, cerrar las mochilas el Voila! Aparecer en Delhi, donde los trabajadores del aeropuerto parecen sacados de un anuncio de muñecos de plastico de lo que les brilla el pelo, no escuchan nada de lo que intentas explicarles y te envian a la ventanilla que creen sin hacer caso a lo que les plantees. Impermeables a la reflexion diria yo y con aires de superioridad y estar aguantando a todo el mundo. Y mira que son incompetentes. Y esto es sin haber tenido problemas, solo viendo a los que habia a nuestro alrededor!.

Nuevo avion y Heatrow. Casa. Donde volvemos a entender todas las cosas y las actitudes. Donde cada sonrisa y ceño fruncido pueden ser racionalizadas por experiencias familiares, donde todo vuelve a encajar. Una estacion de metro donde nadie te empuja para entrar a un vagon vacio, calles sin escombros y carteles que entiendes mientras se difumina la sensacion vaga de inseguridad, de que el taxista, el camarero o el de la taquilla de la estacion van a intentar tangarte y de fascinacion por lo que estas viendo. Lo que en el fondo hace que cada dia sea una aventura que vale la pena contar. Y al acercarte, la misma sensacion que cuando vuelves de pasa unos dias en la playa, no esta tan lejos, no es tan complicado llegar, deberiamos de hacer esto mas a menudo.

Bangkok. Ultimas compras. —————

Hoy volvimos al mercado a acabar de comprar los regalos para

Hoy volvimos al mercado a acabar de comprar los regalos para

a todo el mundo, al menos los que recibiran los primeros. Todavia esta por ahi la bolsa que enviamos desde Nepal y que nuestros amiguetes nepalis no enviaron en un mes por que habian perdido la direccion y no sabian que hacer con ella. Al final y tras la espera llamamos y nos explicaron lo que les habia pasado. Resuelto en cinco minutos. Nepali way!

Cenamos en Ram Buttri y a nos despedimos de Tailandia como se debe hacer, sin ninguna pena y con muchas ganas de volver. Asi da gusto.

IMG_0889

Se pone el sol. En primer plano la piscina del hotel de al lado.

IMG_0894

Cris. En segundo plano la piscina de nuestro hotel.

Bangkok. Ultimas compras. —————

Hoy volvimos al mercado a acabar de comprar los regalos par

Hoy volvimos al mercado a acabar de comprar los regalos par

a todo el mundo, al menos los que recibiran los primeros. Todavia esta por ahi la bolsa que enviamos desde Nepal y que nuestros amiguetes nepalis no enviaron en un mes por que habian perdido la direccion y no sabian que hacer con ella. Al final y tras la espera llamamos y nos explicaron lo que les habia pasado. Resuelto en cinco minutos. Nepali way!

Cenamos en Ram Buttri y a nos despedimos de Tailandia como se debe hacer, sin ninguna pena y con muchas ganas de volver. Asi da gusto.

IMG_0889

Se pone el sol. En primer plano la piscina del hotel de al lado.

IMG_0894

Cris. En segundo plano la piscina de nuestro hotel.

Bangkok. Quedando en Khao San Road.

No teniamos demasiadas pretensiones con Bangkok tras tres meses,

No teniamos demasiadas pretensiones con Bangkok tras tres meses,

tan solodescansar y relajarnos antes de volver a casa. En definitiva, no hacer nada es lo que te pide el cuerpo. Quizas sea hacer algo, pero a otro ritmo… sabemos que en 48 horas hay mas posibilidades de sufrir una ciudad como esta que de disfrutarla.

Pasamos el dia en el mercado de Chatuchak, un mercadillo imposible de recorrer en una jornada, donde andamos de tenderete en tenderete ojeando regalos. Al atardecer volvimos al hotel para descansar y tomar algo dejando el caos de Khaosam por la tranquilidad Ram Buttri.

Un dia interesante. Y hoy, como estamos llegando al final, una reflexion. Mirando como se escriben los nombres en la wikipedia (amen), describen Khao San Road como “un pequeño camino hacia el mayor sueño del mundo” y una calle donde mochileros se sientan a comentar sus viajes. La primera, como tantos superlativos, no vale la pena discutirla. La segunda no es la descripcion que haria yo. Khaosan es un sitio interesante, donde te puedes olvidar de todo y desaparecer un par de dias en un radio de 500 metros de caos y gente caminando en todas direcciones que no te miraran a la cara o lo haran para venderte algo varias veces el mismo dia por que ni se molestaron en fijarse en ti las veces anteriores. Pero no se maquinan viajes, eso se hace en desayunos y cenas en cuartos pequeños de hostels o cafeterias cerca de estos, donde hay silencio y gente en pantalon corto y con cantidades ingentes de mugre en los zapatos. Todos con una guia encima y un portatil que se materializa por arte de magia en medio de la conversacion. Khaosan es una gran discoteca donde la gente recien duchada sale a tomar algo a bares con la musica tan alta que no se puede hablar. A mi me encanto, pero es una parte del viaje, definitivamente no donde se cuecen rutas hablando con un desconocido al que parece que se le van a salir los ojos cuando semiextasiado te cuenta lo que ha visto y lo que mas le ha impresionado en su ruta por el area al que tu te vas acercando.

Khao San y poco mas…

IMG_0861

IMG_0868

Bangkok. Quedando en Khao San Road.

No teniamos demasiadas pretensiones con Bangkok tras tres meses,

No teniamos demasiadas pretensiones con Bangkok tras tres meses,

tan solodescansar y relajarnos antes de volver a casa. En definitiva, no hacer nada es lo que te pide el cuerpo. Quizas sea hacer algo, pero a otro ritmo… sabemos que en 48 horas hay mas posibilidades de sufrir una ciudad como esta que de disfrutarla.

Pasamos el dia en el mercado de Chatuchak, un mercadillo imposible de recorrer en una jornada, donde andamos de tenderete en tenderete ojeando regalos. Al atardecer volvimos al hotel para descansar y tomar algo dejando el caos de Khaosam por la tranquilidad Ram Buttri.

Un dia interesante. Y hoy, como estamos llegando al final, una reflexion. Mirando como se escriben los nombres en la wikipedia (amen), describen Khao San Road como “un pequeño camino hacia el mayor sueño del mundo” y una calle donde mochileros se sientan a comentar sus viajes. La primera, como tantos superlativos, no vale la pena discutirla. La segunda no es la descripcion que haria yo. Khaosan es un sitio interesante, donde te puedes olvidar de todo y desaparecer un par de dias en un radio de 500 metros de caos y gente caminando en todas direcciones que no te miraran a la cara o lo haran para venderte algo varias veces el mismo dia por que ni se molestaron en fijarse en ti las veces anteriores. Pero no se maquinan viajes, eso se hace en desayunos y cenas en cuartos pequeños de hostels o cafeterias cerca de estos, donde hay silencio y gente en pantalon corto y con cantidades ingentes de mugre en los zapatos. Todos con una guia encima y un portatil que se materializa por arte de magia en medio de la conversacion. Khaosan es una gran discoteca donde la gente recien duchada sale a tomar algo a bares con la musica tan alta que no se puede hablar. A mi me encanto, pero es una parte del viaje, definitivamente no donde se cuecen rutas hablando con un desconocido al que parece que se le van a salir los ojos cuando semiextasiado te cuenta lo que ha visto y lo que mas le ha impresionado en su ruta por el area al que tu te vas acercando.

Khao San y poco mas…

IMG_0861

IMG_0868